Menu

La Inteligencia Artificial, el nuevo Rey Sol que va más allá de la industria tecnológica

Barcelona, 1 de marzo de 2018.– “Nunca un MWC puede resumirse de forma tan concisa y contundente con unas pocas siglas: AI, 5G, IoT y VR han copado la edición de este año y proyectado un salto cualitativo respecto a las tecnologías que inundarán nuestras vidas, tanto como proveedores como consumidores, en los próximos años. Hay un punto evidente de ‘tangibilidad’ en ellas, de realidad cercana, y no de expectativas sin visibilidad real sobre cuando estarían disponibles”.

Así resumió Oriol Ros, director de marketing de Latinia, el paso de la compañía catalana de software por el Mobile World Congress (#MWC2018) que ha tenido lugar esta semana en Barcelona por 13ª ocasión. “El Mobile siempre será una feria que vende futuro”, añadió Ros, “pero esta vez sí podemos poner esas nuevas tecnologías en las hojas de un calendario, aunque todavía quede algún año o años antes no formen parte de nuestra cotidianidad”.

La Inteligencia Artificial (#AI), en sus múltiples formas, tanto físicas, en forma de ejércitos de robots, como estrictamente virtuales, ha sido a nuestro entender la gran estrella de la feria. Hay poca discusión tanto sobre si va a ser y del impacto de esa llegada. Si acaso hemos comprobado tanto sus infinitas posibilidades como la apertura de un cierto debate sobre los límites éticos de su despliegue y aplicaciones. El #5G, la 5ª generación de conexión inalámbrica, ha sido otra de las tecnologías más en boca de los delegados, pudiendo poner ya fechas aproximadas para su despliegue y costos, 2019 en Europa, 2020 en América Latina.

Otro elemento que nos devuelve a esa afirmación de ‘certezas y no expectativas’ ha sido ver cómo tecnologías como la realidad virtual (#VR), cuyas aplicaciones ya veíamos años atrás en la feria, han dejado de ser una posibilidad circense para convertirse en hechos consumados a través de decenas de aplicaciones funcionales; están en ese momento de la curva de Gartner donde ya han dejado atrás el pico del hype para transformarse en aplicaciones utilizables.

Robots en cada esquina, con rendimientos realmente asombrosos, y mucho coche autónomo o autopilotado, con la movilidad y la conectividad íntimamente entrelazadas. Se produce la invasión definitiva en los salpicaderos de los coches de aplicaciones nativas del mundo Smartphone, y vemos a los grandes fabricantes de automóviles convertidos en las nuevas estrellas de esta industria.

Celulares: por encima de todos el rompedor Samsung #GalaxyS9, que lleva las fronteras de los terminales high-end un poquito más allá y habrá puesto nerviosos a muchos ejecutivos en Cupertino, que a pesar de no estar presentes en el MWC no han dejado de ser galardonados como los creadores del mejor móvil de 2017. También destacable ha sido la vuelta a los 90’s con el -bautizado como- ‘teléfono banana’, el #Nokia81104G, el móvil que recibe Neo al principio de la película Matrix. Y cómo no, más teléfono chino que nunca.

“La sensación es que todas las tecnologías apuntadas estos días vivirán estrechamente asociadas, que se potenciarán las unas con las otras con un alto grado de complementariedad, cerrando una especie de nuevo círculo tecnológico alrededor de la inteligencia artificial. Ha sido la edición que más parecida al CES hemos visto, con un despliegue de propuestas, tecnologías y gadgets a la altura del gigantesco evento de Las Vegas. Solo un if ha tenido esta edición; Barcelona no ha podido lucir uno de sus principales activos, el sol y el buen tiempo, tantas veces presente ya en estas fechas del año, y las terrazas habilitadas para el disfrute del Rey Sol, han quedado más vacías que nunca”, se lamentó Ros.

¿Se perdió los anteriores resúmenes del MWC? Aquí los tiene: Día 1, Día 2, Día 3.

Categoria: Notas de Prensa